fbpx
Calzado masculino,  HISTORIA DE LA MODA

Las dos caras de la moda «Parte 1»

¡Buenos días!

Buen@s o mal@s, positiv@s o negativ@s, blanco o negro. No se puede estar en los dos bandos, hay que ser valiente como los guerrer@s y elegir. No siempre es fácil elegir un bando, a veces para tomar una decisión hay que conocer las dos caras de la moneda.

No sé si recordaréis el post «No siempre es ropa» en el que os mostré una selección de zapatos y sobretodo haciendo hincapié en la importancia que tiene a la hora de crear un look.

La moda tiene dos caras, una de ellas es que es una industria que mueve muchísimo dinero. Por lo general la gran mayoría de personas desconocedoras de este sector solo ven esa parte. Es una parte importante ya que sino hay ganancias no podemos pagar las facturas! jajajaja

Los diseñadores, estilistas, modelos, peluqueros, maquilladores y todos los que nos movemos en ese círculo y realmente creemos en la moda y la amamos conocemos la otra cara! 😉 Esa que tanto me encanta y intento mostraros en cada post. Comparándola con refranes, situaciones cotidianas, mi vida, pero sobretodo con la sección «Historia de la moda».

Hoy el protagonista de la historia es el calzado. Vamos a ello! 😉

Zapato: calzado que no pasa del tobillo con la parte inferior generalmente de goma o suela y el resto de piel, paño, fieltro u otro material.

En el siglo XX los hombres tradicionalmente preferían botas y botines que a lo largo de este siglo se han utilizado para funciones muy concretas. La elaboración del zapato masculino ha ido variando según los países, los climas, las materias en las que se realizaba y si debía utilizarse con calcetín grueso o fino incluso con el pie desnudo.

El zapato inglés también conocido como «El Oxford y El Brogue«. La influencia inglesa en la moda masculina se determinó a comienzos de siglo. Un modelo de zapato, tanto para ciudad como para el campo, con cordones que se llamó estilo Oxford por haberse puesto de moda entre los universitarios de esta ciudad.

Un variante de este estilo es el llamado brogue, corresponde a un zapato grueso y pesado que se llevaba en zonas montañosas de Escosia y cuya característica principal era el adorno con agujeros. En principio eran agujeros reales para dejar salir el agua, en las punteras y los laterales.

En la década de los años 30, fue el calzado masculino favorito. Ambos estilos se realizaron durante mucho tiempo solo en cuero, hasta que el duque de Windsor los utilizó en los años cuarenta para combinar con traje azul marino. En ese momento empezaron a elaborarse en ante y piel.

A partir de los años treinta se introduce el mocasín o zapato de cuero sin cordones, inspirado en el cazado «bass weejuns» que realizaban los pescadores noruegos y en el calzado de los indios americanos «loafers». La flexibilidad y la comodidad son características básicas de este tipo de calzado. Los ingleses los adornaban con borlas, los italianos de la mano de Aldo Gucci con lona de color y piezas de metal y los americanos llevaban una simple tira de cuero y a finales de los años cincuenta añadieron un penique.

Los llamados náuticos, hechos en cuero encerado y con una suela especialmente adaptable para agarrarse bien sobre cualquier superficie, son un invento del balandrista norteamericano Paul Sperry. Un día el inventor observó como su perro no se deslizaba al caminar sobre el hielo. Un complejo sistema de ranuras en la pata del perro dejaba salir el agua evitando que patinara. Sperry sacó de ahí la plantilla de la suela de este tipo de calzado que se llamaron inicialmente «sperry topsider». Es un calzado que suele usarse en verano y en climas no excesivamente fríos.

Las playeras son el calzado del siglo, perfectas para trotar y son una mezcla del típica zapato de tenis. A partir de los años setenta empezó la producción en España.

Que os ha parecido hasta ahora la historia del calzado, en concreto la del masculino?

Os confieso una cosa, no me gustan los cliché. Les tengo como un amor odio. Es lo de siempre y ya sabéis que me gusta marcar la diferencia pero en esta ocasión es necesario. Se suele decir que «segundas partes nunca fueron buenas» pero en este caso no es que vayan a ser malas pero son necesarias. Continuará…

Conocías todos los modelos de calzado masculino?

Me lo contáis?

Espero que el post de hoy os haya gustado y os sea de inspiración si es así no dudéis en dar «me gusta», «comentar» y «compartir en todas las redes. 

Nos vemos en el blog guerrer@s! 

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: